Indie game storeFree gamesFun gamesHorror games
Game developmentAssetsComics
SalesBundles
Jobs
Tags

Si los cubos de hielo gigantes de Futurama no consiguieron frenar el calentamiento global con éxito, pues tenemos al oso polar y el pingüino tirando bolas de fuego que caen del cielo hacia el mar.

Muy pocos juegos ecologistas consiguen ser divertidos sin llegar a la pretensión de salvar a la tierra de nosotros mismos con métodos muy irreales e inútiles que al final solo trajo polémicas.

Pero en este caso es un juego ambientado al actual problema mundial con una idea igualmente absurda, pero muy funcional.